El topónimo o etimología o nombre de Villodre proviene de la aglutinación del latino “villa” (granja, pequeña quinta, etc.) al que se unió el antropónimo de Oldrite apocopado por lo que será el lugar de la quinta de Odrite u Odra.

A finales del siglo IX las huestes cristianas de Alfonso II el Magno reconquistaban esta zona y los territorios al norte del Duero. Y ya en el siglo X parece que fue repoblada esta villa por el Conde Fernán Armentález y fortificada, para en 1147 Alfonso VII otorgara a la villa algunos fueros a través de Astudillo.

Hacia la mitad del siglo XIV Villodre era lugar solariego de Juan Fernández de Abánades, fundando por esas fechas el Caballero Garci Fernández una capilla gótica en la iglesia de San Román, conservándose unos sarcófagos de ese fundador y su época.

Ya a mediados del siglo XVIII era Villodre un lugar de realengo estando bajo la jurisdicción civil y del teniente alcalde de Astudillo, cuando la villa poseía 39 vecinos. En 1785 Villodre pasaba a ser villa realenga del Partido de las Nueve Villas, siendo así localidad realenga en 1830.

A mediados del siglo XIX Villodre contaba de 156 habitantes y al iniciarse el siglo XX con 213; en 1930 contaba con 163 habitantes; en 1960 con 141; en 1991 con 52 y en 2006 con tan solo 33.